La máquina

La máquina
No soy piloto para tanta moto, pero ¡¡vaya gusto que me doy conduciendola!!

lunes, 11 de junio de 2012

Conversaciones desde China

Como somos súper modernos y estamos al tanto de las ultímisimas tecnologías estamos burlando con notable maestría los múltiples obstáculos que a la libertad de expresión y comunicación nos ponen las omnipresentes autoridades chinas.
Toda esta introducción para decir que acabo de hablar con Bernardo a través de skype y me ha contado un par de cosas que no aparecen en el blog.
Como era de suponer la zona de Tiangnamen está muy militarizada, al igual que los monasterios budistas, donde la represión hacia los lamas y lo que representan es palpable, por lo visto. En la Plaza vió cómo unos policías detenían con rapidez, eficacia y mínima violencia, eso sí, a un grupo de personas (ciudadanos del país) entre los que se encontraba un chico con una especie de sábana con pintadas pidiendo justicia, libertad o algo igual de subversivo, ¡cuánta delincuencia, por Dios!. Cuando los miembros argentinos de la expedición (todos menos Bernardo) desplegaron una bandera Argentina con intención de hacerse una foto con ella, unos amables, avispados y rapidísimos policías se materializaron en cuestión de segundos a su lado para pedirles que desistieran de su actitud. Pensarán que plantar la bandera y nacionalizar la Plaza y sus aledaños es todo uno, visto lo de YPF. Hacen bien, vale más prevenir.
Me comentaba que, si bien la actitud de los tibetanos hacia las mujeres le recuerda un poco a la cultura árabe, no sólo no tienen ningún problema en que se fotografíe a las niñas y niños, sino que les encanta y se los ponen en los brazos al primer descuido.


Un problema que se hubiera presentado de llevar a este viaje a Bernardo jr. es que no se consigue leche de ninguna manera. El único sitio donde lograron tomar un café fue en el aeropuerto y les salió más caro que la cena de ese día. Esta mañana en el desayuno pidieron té y les trajeron agua caliente. Eso sí que me sorprende, en los libros de autores chinos que he leido trasiegan té con la misma soltura que aquí tomamos sidra...


Por otro lado parece ser que no tienen demasiado interés en llenar China de turistas de brazos y caras peludas (normal, con esa descripción) y lo que quieren es que dejen de molestar y promocionar el turismo interno, que con la abundancia de población del país van de sobra. De ahí que haya hoteles en los que está prohibido el acceso a los extranjeros.
Vamos, que serán tan comunistas como en Cuba, pero en el tema turístico está claro que tienen una visión radicalmente opuesta.
Hemos quedado en volver a hablar esta noche, si lo conseguimos ya os pondré lo que se pueda contar.

7 comentarios:

  1. Parece que Bernardo se haya ido a Marte, eso es otro mundo. Pepa no ha podido enviar un comentario y lo tienes en el mío, en la entrada "El Gallo Layo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya la he recogido y copiado más abajo.

      Eliminar
  2. Muy interesante y curioso todo lo que cuentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que todo me lo podía esperar excepto lo del café y la leche, no sé, parece que es algo tan universal que creía que estaba presente, en mayor o menor medida, en todo el mundo. Parece que no, al menos los chinos van por libre.

      Eliminar
  3. "¡Que envidia!
    No es lo mismo ir a China como un turista más, que el viaje que está haciendo Bernardo.
    ¡Vaya experiencia!
    ¡Quién le iba a decir que, viniendo a Lanuza, iba a acabar en China!
    Por cierto, viendo las fotos me he dado cuenta de que Ber es un clon de su papá. ¡Increible lo que se parecen!"
    Comentario de Trimbolera que no pudo dejar aquí, ya está en su sitio.

    ResponderEliminar
  4. Veo que a Bernardo le va muy bien por china...en algunos sitios te dejan ver lo que ellos quierenasí son ellos.
    Un beso.

    Pd.Ya he visto todo lo anterio, es que ando nuy pillada preparando las vacaciones y encima estuvimos de marcha con las vespas el fin de semana.

    http://asimegustaelmundo.blogspot.com.es/2012/06/en-monsanto-con-las-vespasruta.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan esas rutas, nosotros tenemos unos amigos que tienen una Burgman y organizan también excursiones y rutas y alguna vez nos hemos apuntado a hacer con ellos al menos un tramo del viaje. Lo pasamos muy bien y son gente estupenda, lo cual ayuda, claro. Preciosas fotos y maravilloso ambiente. Y tú sigue preparando las vacaciones que tienen que salir redondas cual rueda de moto.

      Eliminar